Miembros del IDET conversaron con Abel Hibert

Durante el encuentro con miembros de Instituto del Derecho de las Telecomunicaciones de México (IDET), Abel Hibert, titular de la Coordinación de Innovación y Análisis Económico en la Oficina de la Presidencia de la República definió el papel de su oficina en la determinación de políticas públicas para el sector telecomunicaciones y expresó algunas de las iniciativas que buscará impulsar para este 2020.

Hibert señaló que la Oficina de la Presidencia de la República es un puente de comunicación entre el sector privado y el gobierno como parte del Consejo para el Fomento a la Inversión, el Empleo y Crecimiento Económico, y colabora asiduamente con organismos del Estado mexicano como la Subsecretaría de Comunicaciones, el Organismo Promotor de Inversiones en Telecomunicaciones y la Coordinación de la Estrategia Digital Nacional, en la definición de estrategias que permitan mejorar el acceso de los mexicanos a la conectividad.

Para este 2020, Hibert puntualizó que su oficina tendrá como prioridades trabajar en temas como mejorar la inclusión financiera y el desarrollo de habilidades digitales en los mexicanos por medio de la colaboración con organizaciones tanto del sector privado como de la sociedad civil. Además, indicó que ya se trabaja en la creación de dos grupos temáticos: uno dedicado al desarrollo de capacidades de ciberseguridad y otro dedicado a impulsar la digitalización de las empresas bajo el paradigma de Industria 4.0.

Gerardo Soria, Presidente del IDET expresó a Hibert la preocupación del sector ante las necesidades de inversión derivadas la expansión en la cobertura de servicios de telecomunicaciones y la ausencia de iniciativas que permitan acelerar la velocidad de despliegue de redes de telecomunicaciones en el país.

El funcionario respondió que ha establecido comunicación con autoridades en la Secretaría de Hacienda para señalarles la conveniencia de realizar una revisión en los esquemas de contraprestaciones que los concesionarios pagan por uso del espectro radioeléctrico y otras contribuciones, aunque admitió los retos de una reducción en la carga fiscal de las empresas de telecomunicaciones debido a las necesidades presupuestarias del Estado mexicano, que viven un entorno económico dominado por la  desaceleración.

El IDET y sus miembros conocen el reto que enfrenta la presente administración federal para llevar servicios de telecomunicaciones hacia la mayor cantidad de mexicanos posible y por ello reitera su voluntad para colaborar en un entorno de comunicación constante, competencia efectiva y responsabilidades compartidas que permitan la expansión de los servicios de telecomunicaciones que beneficien tanto a la sociedad como a la economía nacional.