MARADONA: “EL DIEGO DE LA GENTE”

banner-ADS-BANNER-TOP

Diego Maradona tiene orígenes muy humildes que nunca olvidó. Ya multimillonario, seguía recorriendo su querida Villa Fiorito y ayudando a su gente, a aquellos que lo vieron dar sus primeros pases con la pelota, aquellos que compartieron el hambre y el esfuerzo del pobre.

En su escalada a la fama y el dinero tuvo dos opciones, disfrutarlo en su más intima privacidad o plantarse ante la vida y el poder y ayudar. Mucha gente cercana a Diego, que tuvo la oportunidad de compartir momentos y circunstancias con él, lo describen como una persona muy solidaria y generosa y que además abrazó diversas causas sociales y acompañó a los gobiernos populares a lo largo y ancho de toda América Latina.

De más retratada está su relación cercana y afectiva con el comandante cubano Fidel Castro, quien partió el mismo día que Diego pero cuatro años antes. Numerosas fotos de Diego fueron publicadas con el habano y la típica boina que fue del Che Guevara y que el mismo Fidel le regaló a Maradona. Pero la relación de Diego con Cuba va más allá de Fidel, el futbolista se refugió en el país del ron y la salsa cuando quiso rehabilitarse de su adicción a las drogas.

Maradona también apoyó y acompañó abiertamente la “Revolución Bolivariana” encabezada por Hugo Chávez en Venezuela y al grito de “que se vaya Bush” se ganó el vitoreo y aplauso de todo el pueblo venezolano.

Del mismo modo, se identificó con los gobiernos de Néstor Kirchner y Cristina Fernández de Kirchner, con quienes se ha reunido en varias oportunidades. “Fui, soy y siempre seré peronista”, puntualizó Maradona y vivió coherente con sus pensamientos, relaciones y también con sus peleas y enfrentamientos.

Otra importante causa que siguió de cerca fue la lucha por los derechos humanos en Argentina y es por eso que agrupaciones como Madres de Plaza de Mayo y Abuelas de Plaza de Mayo mostraron su gran agradecimiento al momento de su partida.

Por otra parte, en el ámbito futbolístico, Maradona siempre fue muy solidario con sus compañeros, con los jugadores de fútbol y con los deportistas en general. Él era fanático de la camiseta celeste y blanca y es por eso que apoyaba a las selecciones de otros deportes como el básquet o el rugby, con quienes compartíó palabras de fuerza y aliento.

LAS PELEAS CON EL PODER

Diego Maradona nunca tuvo pelos en la lengua para denunciar hechos con los que no estaba de acuerdo. Sin temblarle la voz llegó a tildar de “mafiosos”, “ladrones”, “dictadores” e “ignorantes” a las autoridades de la FIFA, mucho antes de que se desatara el llamado “FIFA Gate”, uno de los escándalos de corrupción más grande del fútbol.

Otro enfrentamiento famoso de Maradona contra el poder es con Mauricio Macri, ex presidente de la República Argentina y ex presidente de Boca Junior. Según Macri, él tuvo que sacar a Diego de Boca “para construir lo que soñaba”. Declaraciones que luego Diego desmintió y admitió haber dejado el fútbol para hacerse cargo de la salud de sus padres.

Amado y odiado, querido y cuestionado, pero siempre comprometido. Así será recordado Diego Maradona por muchos, como el “Diego de la gente”, el “Diego del pueblo”, el que no olvidó a los humildes y ayudó desde su lugar, a que Argentina fuera un país mejor.

banner-ADS-BANNER-BOTTOM

LEAVE A REPLY

Escriba su comentario aquí
Escriba su nombre aquí