LA MUERTE DE DIEGO MARADONA: UN FINAL ANUNCIADO

banner-ADS-BANNER-TOP

El pasado 30 de octubre Diego Armando Maradona cumplía 60 años y hacía su última aparición pública. Un partido entre Gimnasia y Esgrima La Plata y Patronato fue la excusa perfecta para que miles de personas festejaran el cambio de década con él.

En la cancha el Bosque recibió una placa homenaje de la mano de Marcelo Tinelli, presidente de la Liga Profesional y Claudio “Chiqui” Tapia, presidente de la AFA y un estadio repleto le cantó el feliz cumpleaños.  Previamente, en sus redes sociales oficiales, el mismo Diego compartió un video en donde 165 estrellas mundiales, entre deportistas de toda índole, técnicos, ex compañeros de fútbol, y artistas, se hicieron eco del festejo y quisieron llevarle sus buenas vibras al astro mundial.

En esa oportunidad recuerdo verlo avejentado, aletargado, y con asistencia para caminar y sentir tristeza al encontrarlo en ese estado. Pensé: “qué locura va a ser cuando se muera Maradona”, así fue, una locura en todos los sentidos de la palabra, cuando lamentablemente se materializó mi pensamiento y un 25 de noviembre de 2020 el corazón de Diego y el de todos los argentinos, dejó de latir.

“El Diego”, como lo llama su pueblo, venía de estar aislado 8 meses por casos positivos de Covid en su entorno, al que finalmente él dio negativo, y fue un shock verlo nuevamente.  En el partido entre Gimnasia y Esgrima La Plata y Patronato Paraná solo duró los minutos suficientes para su homenaje y se retiró, dando lugar a todo tipos de especulaciones sobre su estado de salud.

Cuatro días después, Diego ingresó en un sanatorio privado por un cuadro de desnutrición y anemia y luego fue operado “con éxito” de un hematoma en la cabeza, detectado en un examen de rutina. “Se pudo evacuar el hematoma de manera exitosa. Diego toleró bien la cirugía. Está despierto y está todo bien. Está controlado y va a continuar en observación”, dijo en rueda de prensa su médico Leopoldo Luque.

Luego resultó llamativo lo rápido del alta médica y su permanencia en una casa privada en El Tigre, en donde estuvo al cuidado de un grupo reducido de allegados, y finalmente encontró su muerte. ¿Debía  permanecer más días internado? ¿Debía haber sido trasladado a un Instituto para su recuperación? ¿Hubo negligencia por parte del círculo que lo cuidaba?. Son interrogantes que de seguro todos nos hacemos y la Justicia irá develando uno a uno.

¿DE QUÉ MURIÓ DIEGO MARADONA?

Según los resultados preliminares de la autopsia, Diego Maradona sufrió una “insuficiencia cardíaca aguda” que generó un “edema agudo de pulmón”. Distintas fuentes informativas revelaron que murió mientras dormía, que a mi forma de entender, es una de las mejores maneras de encontrar la muerte. Quiero creer que murió en paz, un sentimiento que pocas veces encontró en vida.

Maradona tenía un historial médico bastante amplio que da cuenta de cuántas veces su vida estuvo en peligro y rondó en el colectivo social el fantasma de su muerte.  Además de sus problemas con las adicciones a las drogas y el alcohol, se sumaron un bypass gástrico, operación de rodilla, sangrado estomacal, crisis hipertensivas y cuadros de arritmia. En fin, Diego vivió más de una vida en 60 años y finalmente, se apagó para convertirse en leyenda.

banner-ADS-BANNER-BOTTOM

LEAVE A REPLY

Escriba su comentario aquí
Escriba su nombre aquí