5G AMERICAS: NUEVO ESTUDIO SOBRE BANDA DE 700 MHZ EN LATAM

5G Americas publicó un nuevo estudio denominado “La banda de 700 MHz en América Latina”, que describe la situación general de esta banda de espectro radioeléctrico para implementar servicios de banda ancha móvil. El documento destaca que la mayoría de los países de América Latina atribuyó la banda de 700 MHz para servicios móviles.

El estudio remarca que, si bien existen al menos 25 redes LTE desplegadas en esta porción de espectro en América Latina, no en todos los casos estas ofertas están disponibles a nivel nacional. En mercados como el de Argentina o Brasil, por ejemplo, la banda de 700 MHz estuvo disponible recién varios años después de su asignación para servicios móviles (a nivel nacional en 2018 en Argentina y 2019 para Brasil). Parte del recurso radioeléctrico se encuentra ocupado por otros servicios, principalmente emisiones de señales televisivas, a las cuales tomará un tiempo –años– en migrarlas de posición espectral teniendo en cuenta las fechas del apagón analógico.

También se remarca que, por sus características, se trata de una de las bandas más propicias para acelerar la adopción de servicios de banda ancha móvil. Y se destaca que las administraciones en donde no ha sido asignada deberían definir la hoja de ruta para ponerla a disposición de la industria, considerando la participación de todos los actores, de manera que dicha asignación se realice en los momentos adecuados para el despliegue de red que permita acelerar la adopción de dichos servicios.

El estudio detalla que una de las características fundamentales de la banda de 700 MHz es su gran capacidad para la propagación de señales. Esto la vuelve atractiva para ampliar la cobertura de servicios de banda ancha inalámbrica en zonas con baja densidad de población, con un despliegue de red más económico y veloz. Esta situación se vuelve ideal para potenciar la creciente economía digital, incorporando la digitalización a sectores de la sociedad que hasta el momento estaban relegados por condiciones geográficas.

A partir de un mayor acceso a la conectividad, los países de la región podrán potenciar diferentes sectores de la economía y mejorar servicios de asistencia social a la población. Este paso es fundamental para implementar teletrabajo, e-agricultura y otros programas que busquen aumentar la productividad del país, así como servicios de tele salud y tele educación para que los ciudadanos puedan acceder a una mejor calidad vida.